El Grupo de Desarrollo Rural Valle del Guadalhorce acogió en su sede el acto de finalización del Grupo Operativo Tradytech con el que se han investigado con éxito estrategias de manejo en la cadena productiva del cultivo de tomate, mediante el desarrollo de nuevos productos nutricionales naturales.

La sede del GDR Valle del Guadalhorce acogió ayer miércoles 7 de marzo, el acto de finalización del Grupo Operativo “Tradytech: Productos nutricionales polivalentes para el cultivo ecológico de tomate tradicional y tecnológico”, proyecto de investigación en el que el Grupo de Desarrollo Rural Valle del Guadalhorce participa junto a las entidades Centro Tecnológico Tecnova, Agrolaboratorios Nutricionales ALN, Ecoinver y Guadalhorce Ecológico.

El objetivo principal del este grupo ha sido desarrollar estrategias de manejo en la cadena productiva de cultivo de tomate, mediante el desarrollo de nuevos productos nutricionales naturales de aplicación tanto en la fase de campo, como en la de vida útil del tomate. Para ello, se han centrado en la variedad tradicional tomate Huevo Toro cultivado al aire libre y en la variedad comercial tomate Pera cultivado en invernadero.

En la jornada, Rebeca Ramos, del Centro Tecnológico Tecnova, presentó los resultados finales de este proyecto que durante dos años ha estudiado como mejorar la calidad de los frutos del tomate en campo y en postcosecha destacando, en sus conclusiones, las mejoras constatadas tanto en la calidad de los frutos, como en la productividad, siempre dentro de un marco de responsabilidad medioambiental y sin perder valores nutricionales.

Tras los buenos resultados obtenidos “se evidencia la necesidad de seguir investigando el efecto en la maduración postcosecha de los frutos y sobre la optimización de las dosis de aplicación” concluyó Rebeca Ramos.

La jornada contó también con la intervención de Ricardo Biurrum, biólogo experto en control biológico y zoología de insectos en los cultivos, que presentó ‘Bandas Floridas. Favorecer e incrementar la biodiversidad en tomate’ y Mónica González, doctora ingeniera agrónoma,  especialista en biodiversidad funcional del departamento de desarrollo en Campo de Agrobío S.L. que presentó la ponencia ‘Avanzando en el control de plagas con la implementación de infraestructuras ecológicas’. Ambos explicaron los beneficios de aumentar la biodiversidad mediante la utilización de bandas floridas  tanto para el control de plagas, como para incrementar la calidad y rendimiento de los cultivos “paliando con enemigos naturales la vulnerabilidad de nuestros sistemas productivos a plagas y enfermedades provocada, en los últimos años, por la intensificación de la producción” como expuso Mónica González durante su intervención.

La jornada la cerró Leticia Ruiz, investigadora titular en el IFAPA La Mojonera, que explicó diversas técnicas y estrategias de control de virosis en los cultivos hortícolas, más concretamente, en el cultivo del tomate.

Este grupo operativo se encuentra dentro de las ayudas FEADER para el funcionamiento de los Grupos Operativos de la Asociación Europea de Innovación (AEI) en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020, y ha trabajado en el diseño de una metodología para el manejo en campo y postcosecha de frutos de tomate a través de la aplicación de productos nutricionales polivalentes, especialmente diseñados para optimizar la calidad en cultivos tradicionales y bajo invernadero.